En fotografía, como en muchas otras disciplinas, independientemente de si se es principiante o si se cuenta ya con bastante experiencia, existen una serie de consejos que de seguirlos correctamente nos ayudarán a obtener mejores resultados y conseguir una mayor calidad en nuestras fotos. 

Los cursos de fotografía en Alicante de Estudio Balsalobre son una excelente forma de obtener los conocimientos necesarios para convertirse en un fotógrafo completamente profesional. Estos ponen a disposición de sus estudiantes una gran variedad de conocimientos que les permiten tomar fotografías de calidad profesional.

Aquí vamos a indicar algunos de los consejos que se enseñan en el curso de Estudio Balsalobre, con el fin de ayudar, tanto a fotógrafos aficionados como profesionales, a elevar la calidad de sus trabajos

Consejos para fotógrafos

Componer en tercios

La regla de los tercios se puede usar imaginando cuatro líneas, dos situadas horizontalmente a través de la imagen, y dos verticales, creando nueve cuadrados iguales imaginarios. 

Algunas imágenes lucen mejor con el punto focal ubicado en el rectángulo central, pero colocando fuera del centro al sujeto, por lo general, se puede crear una fotografía más serena estéticamente.

Si una fotografía no está correctamente compuesta por medio de la regla de los tercios, es probable que los ojos del espectador acaben vagando por el marco. Sin embargo, si utilizamos esta regla de composición,  podremos guiar la vista hacia donde queramos que se centre, creando una imagen mucho más interesante y agradable para la vista.

Utilizar un filtro polarizador

Algunas veces solo tenemos la posibilidad de comprar un solo filtro para la lente de nuestra cámara; si este es el caso, la mejor opción es comprar una lente con filtro polarizador. Este filtro ayuda a reducir los reflejos del agua, el metal y el vidrio, además, mejora los colores del cielo, a la vez que protege la lente de la cámara.

Puede utilizarse durante la toma de cualquier tipo de fotografía. El tipo de filtro polarizador más recomendable es el circular, ya que ofrece la posibilidad de utilizar la medición TTL, es decir, la exposición automática.

Crear una sensación de profundidad

Cuando se fotografían paisajes, es de mucha utilidad crear la sensación de profundidad, que logra que el espectador sienta como si se encontrara en ese lugar. Esto puede lograrse mediante el uso de un objetivo gran angular, para obtener una vista panorámica y una pequeña abertura de f/16, o más pequeña, que permita mantener el primer plano y el fondo.

Colocar un objeto o persona en el primer plano de la fotografía ayudará a dar una buena idea de la escala y a hacer hincapié en la distancia hasta el horizonte.

Elegir el ISO correcto

El valor ISO es el que determina la sensibilidad a la luz de la cámara, además, es también lo fino del grano de la imagen. La sensibilidad ISO que elijamos dependerá de la situación, ya que cuando está oscuro, es necesario impulsar la ISO hasta un número más alto. Por otro lado, en días soleados se puede elegir el ajuste automático, pues se dispone de una mayor cantidad de luz para trabajar correctamente.

Experimentar con la velocidad de obturación

Jugar con la velocidad de obturación para crear efectos interesantes no es algo de lo que se deba tener miedo alguno. Por ejemplo, al tomar una foto durante la noche se puede utilizar un trípode y tratar de disparar con la velocidad de obturación a 4 segundos. Se podrá ver que el movimiento del objeto es capturado junto con algunas estelas de luz que le darán un efecto muy llamativo a la fotografía.

Por otro lado, si la velocidad de obturación es más rápida, de entre 1/250 de un segundo, entonces los caminos no serán tan notorios, sino que la acción se congelará.

Siguiendo estos consejos y contando con la adecuada preparación que ofrece el curso de Estudio Balsalobre, será posible garantizar que todas nuestras fotografías puedan gozar de una gran calidad.

Deja un comentario