Una de las principales razones por las que una persona puede encontrar obstaculizada su solicitud por un crédito, es el estar registrado en la lista de morosos de ASNEF. Sin embargo, existen maneras de acceder a estos préstamos igual de fiables. 

Los créditos o préstamos pueden ser requeridos en diversos momentos. Al surgir inconvenientes no siempre se tienen los medios para cubrir el gasto que esto implica, por lo que solicitar un crédito se convierte en una de las primeras opciones. Sin embargo, existen situaciones en las que no se hace posible acceder a este tipo de préstamos en una entidad financiera tradicional.

La principal razón por la que esto sucede es el estado de deuda. Es decir, generalmente, las entidades bancarias o financieras tradicionales no aprueban la otorgación de un préstamo a personas que figuran como morosas en los registros de ASNEF. 

ASNEF o Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, es una asociación o “conglomerado” empresarial que incluye a distintas entidades o establecimientos de crédito, por lo que parte de su trabajo es llevar un registro detallado de aquellas personas que se encuentran en situación de deuda para con alguno estos establecimientos, u otros que no se encuentran dentro de la asociación. El fin de esto es, justamente, que las entidades tengan a consideración los antecedentes de los solicitantes y clientes.

Lógicamente, muchas personas se desaniman al encontrarse dentro de estos registros. Son varias las razones por las que alguien puede estar adeudando la devolución un préstamo previo o una facturación en particular. La inestabilidad económica o ciertos inconvenientes personales pueden haberse presentado como un problema a la hora de pagar en término las cuotas o los intereses. 

Una buena alternativa para soluciones inmediatas

Más allá de lo que pueda creerse, no necesariamente tiene que salir mal el solicitar préstamos con asnef, ya que existen otro tipo de entidades o agencias, en esencia indistintas de las tradicionales, que sí avalan estas operaciones aún en caso de deuda. En la mayoría de los casos, se trata de entidades o servicios online, y una de sus principales ventajas es la inmediatez. 

En otras palabras, los servicios online de estas características permiten acceder a los créditos y préstamos de manera mucho más rápida. Mientras que las operaciones hechas en bancos o entidades crediticias podría durar semanas o incluso meses, una operación a través de estas plataformas puede realizarse en cuestión de minutos. Esto representa un verdadero alivio para muchas personas, ya que les facilita disponer del dinero que necesitan para resolver su situación. 

En qué consisten y cuáles son los requisitos

Más allá de la rapidez mencionada y del hecho de que se lleva a cabo de manera online, la operación implica el mismo proceso que el que se realizaría en otras entidades. Las condiciones que se exigen pueden variar según el prestamista en cuestión. 

Sin embargo, hay algunos requisitos que se repiten. En primer lugar, el haber alcanzado la mayoría de edad y tener residencia en España. Por otro lado, se tendrá que disponer de un número de cuenta, que será la cuenta en la que la entidad o prestamista deposite el dinero solicitado. Algunos prestamistas también evalúan que se cuente con ingresos recurrentes, como ayudas estatales, prestación por desempleo, entre otros. 

Otro de los motivos por los que muchas personas encuentran una ayuda significativa en los créditos con asnef, es el hecho de que, por lo general, no se solicitan nóminas ni avales que garanticen legalmente la devolución del dinero prestado. 

Los créditos de este estilo no suponen grandes cantidades de dinero, por lo que las entidades online no ven la necesidad de solicitar un aval ni precisar intermediarios. Esta reducción de gestiones y papeleos es lo que facilita que obtener el préstamo resulte una operación tanto más rápida. Como lo antes mencionado, es suficiente con probar la identidad del solicitante y especificar la cuenta del mismo. 

Deja un comentario