Una iniciativa que ayuda a los bañistas victimas de robo. La policía de Barcelona reparte Kits de robo y de esta manera dan la bienvenida a las playas de la ciudad

La policía de Barcelona ha repartido más de 100 kits de ropa de emergencia a los bañistas que regresan de un baño para descubrir que todo lo que dejaron en la playa ha sido robado por los ladrones que asolan la costa de la ciudad.

Los «kits de robo», compuestos por una camiseta con el logotipo del ayuntamiento, un pantalón corto, chanclas y un billete de metro, son especialmente apreciados por los bañistas de las playas nudistas de Sant Sebastià y Mar Bella que los ladrones han dejado al descubierto.

Los kits entregados por los funcionarios de la Guardia Urbana de la ciudad salvó el rubor de 174 bañistas desde el inicio oficial de la temporada de verano de este año, el 27 de mayo.

Barcelona tiene cinco kilómetros de playas de las cuales la más popular, tanto para bañistas como para ladrones, es la Barceloneta. El número de ejemplares distribuidos ha aumentado cada año y la idea de que la policía de Barcelona reparte Kits de robo se introdujo desde el 2016.

Un dedicado grupo de oficiales, algunos vestidos de civil, patrullan las 10 playas de la ciudad de mayo a septiembre durante los últimos ocho años en coches y a pie, bicicletas, scooters y quads.

Los ladrones no son el único problema. Muchas personas practican sus oficios en las playas y cualquiera que desee relajarse bajo el sol encontrará sus ensueños interrumpidos cada pocos minutos por vendedores ambulantes que ofrecen cerveza, agua, mojitos y cannabis, mientras que otros intentan venderle un sarong u ofrecerle un masaje o un tatuaje de henna.

En lo que va del año, la policía ha confiscado más de 100.000 bebidas y ha presentado más de 9.000 cargos por vender refrescos en la playa sin licencia.

Deja un comentario