En el mundo del diseño y la decoración, tiene tanta importancia el aspecto exterior como el interior. Por eso, más allá de conocer acerca de la mejor elección de tu suelo para el salón  o el comedor de tu casa, también es necesario saber acerca de las diferentes alternativas que nos ofrece el mercado para suelos de garaje, jardín, patio o terraza. 

En HormiPavimento.es tienen todos estos conceptos bastante claros, por lo que es ideal acudir a ellos para obtener los mejores consejos a la hora de iniciar una reforma en exteriores. Porque estas áreas también requieren de especial atención para convertirlas en ambientes agradables, con alta estética y además, debemos procurar que los materiales de construcción que se utilicen sean resistentes y duraderos. 

El mejor suelo para tu garaje

Bien si se trata del espacio de aparcamiento de un local comercial o el de tu propia casa, contar con el suelo para garaje indicado es fundamental para que este perdure en el tiempo, tomando en cuenta la periodicidad de tráfico, altos impactos y peso que deben soportar continuamente. 

En ese sentido, debes saber que existen varios tipos de suelos para revestir estos espacios y que, dependiendo de la amplitud en metros cuadrados y uso específico que tendrán, las recomendaciones varían, pero siempre prevaleciendo su calidad y estética. 

Teniendo en cuenta que este suelo debe cumplir con características específicas como: versatilidad, alta resistencia, capacidad de carga, entre otros, existen varios tipos de materiales especiales. El más demandado es el de hormigón pulido, entre otros factores, por su bajo precio. Además es de sencilla instalación y fácil mantenimiento. Es resistente al agua, a la tracción y vibraciones. 

Otro suelo ideal es el hormigón fratasado, similar al anterior pero con un acabado más duro y antideslizante. Los de resina epoxi son otra excelente alternativa, ya que a este se le suman todas las características anteriores pero destaca por su impacto estético. Es una opción interesante para sótanos o garajes bajo techo. El pavimento poliuretano, también es una elección acertada. 

Qué suelo elegir para mi jardín

El suelo para jardín de igual forma debe contar con características especiales, ya que esta área se encuentra completamente expuesta a las variaciones del clima. Si bien un jardín debe caracterizarse por su verdor y frescura, contar con un área de suelo firme es ideal para distribuir cualquier tipo de mobiliario como mesas, sillas, tumbonas, sofás, entre otros. 

Este detalle te permitirá delimitar bien los ambientes y obtener un jardín mejor decorado. Entre tanto, te contamos que el hormigón impreso es uno de los más buscados, porque además de tener las características del hormigón tradicional, se puede lucir con un diseño atractivo gracias a la diversidad de impresiones que existen. 

Por otro lado, los suelos de ladrillo pueden aportar un toque de color y originalidad. Además, el mercado tiene propuestas interesantes en este sentido, como los ladrillos rectangulares, hexagonales o cuadrados. El hormigón desactivado es otra alternativa, especial para espacios donde hay circulación constante de agua. Se trata de un material rugoso y antideslizante. Si tienes piscina en tu jardín este es el tipo de suelo ideal. La piedra natural y el hormigón rayado son otras opciones a tener en cuenta. 

¿Qué opciones tengo para mi patio?

A diferencia del jardín, un patio es un área multifunción. Aunque también puede ser utilizado para actividades de esparcimiento, suele usarse para realizar tareas de bricolaje o para resguardar algunas herramientas o utensilios que no deben ir en el interior del hogar. Es por ello que el suelo para patio debe contar con prestaciones de especial exigencia. Debe ser versátil, resistente y de fácil mantenimiento. 

La elección entre un tipo y otro dependerá de las necesidades de cada quien y de los gustos. Decisiones acertadas son escoger los de hormigón impreso o desactivado, de ladrillo, piedra natural o adoquines. Estos últimos registran alta demanda por ser muy fáciles de montar y porque transmiten una estética bonita y original. Además, son funcionales y altamente resistentes. 

Quiero el mejor suelo para mi terraza

A diferencia del jardín, este espacio puede encontrarse bajo techo y además, se trata de un ambiente un poco más definido. Puede o no, contar con áreas verdes, por lo que suele utilizarse más para las reuniones, compartir con familiares y amigos de una barbacoa o realizar fiestas y celebraciones. 

Por eso, el suelo para terraza debe contar con un alto contenido estético y a la vez ser funcional y resistente. Los tipos anteriormente descritos pueden ser una elección ideal, sin embargo, hay otras alternativas novedosas que, dependiendo del concepto de terraza que quieras crear, pueden ser mejores.

Una de estas son los suelos cerámicos, especiales para terrazas pequeñas y que buscan impactar por su estilo. Su coste es accesible y su montaje no es complicado. La segunda es el gres porcelánico, que es un poco más resistente que el cerámico, viene en muchos diseños y son resistentes al desgaste y la abrasión. 

Deja un comentario