Gracias al avance de la ciencia, las personas que padecen de alopecia ya no deben preocuparse ni sentirse decepcionados por su apariencia. Si estás buscando la solución permanente y definitiva para este problema, en el siguiente artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre el trasplante capilar.

Aquellos días en los que los tratamientos capilares inspiraban desconfianza en los pacientes con alopecia se acabaron, gracias al desarrollo de novedosos y eficaces métodos de cirugía de injerto de cabello. Los nuevos procedimientos capilares son mucho más eficaces, por ello, su popularidad ha aumentado en los últimos años.

No obstante, los altos costes que muchos procesos clínicos establecen por la ejecución de un trasplante capilar suelen ser muy elevados. Por ello, una de las opciones a la que muchas personas recurren, son los viajes rápidos a Turquía, para someterse a injertos capilares.

¿Qué es un trasplante capilar?

El trasplante capilar es una cirugía de injerto de cabello que ayuda a solucionar problemas relacionados con la calvicie. Los pacientes que se someten a este tipo de procedimiento quirúrgico disfrutan de las ventajas de un remedio que elimina la calvicie de forma permanente, económica y que requiere un bajo mantenimiento tras la cirugía.

Técnicas y tipos de injertos capilares

Si decides someterte a una cirugía de trasplante capilar, debes tener en cuenta que, tras la consulta, el profesional cualificado escogerá la técnica y el tipo de injerto capilar que se ajuste a tus necesidades. A continuación, te mostraremos dos de las técnicas más efectivas y demandadas en los últimos años.

Técnica FUE

Esta técnica de trasplante capilar es, sin duda, la más utilizada por los mejores especialistas. Es la favorita de pacientes y médicos porque se trata de una operación mínimamente invasiva y sencilla, en la que se extraen unidades foliculares, con lo cual el cliente puede regresar a su casa tras la operación.

  • Se aplica anestesia local: para este tipo de intervención de trasplante capilar, la anestesia local permite que el postoperatorio sea más sencillo y rápido. 
  • Las cicatrices son imperceptibles: aunque la intervención quirúrgica puede durar algunas horas, por tratarse de incisiones mínimas con un bisturí preciso, las cicatrices son invisibles para el ojo humano.

  • El crecimiento del cabello es instantáneo: este procedimiento destaca entre otros porque el especialista puede seleccionar folículos para el injerto, no solo del cuero cabelludo, ya que las áreas donantes pueden ser muchas, incluidas la barba o el pecho. Asimismo, los resultados no se harán esperar, tu cabello continuará creciendo diariamente tras la cirugía.

Técnica DHI

También conocido como método choi, se trata de la implantación directa de cabello (DHI, por sus siglas en inglés). Esta técnica ha dado excelentes resultados en todo el mundo, desde su creación, basada en la técnica FUE, por la empresa DHI Global Medical Group.

La técnica DHI utiliza un bolígrafo choi de 0.6 mm y 1 mm (agujas implantadoras) para injertar folículos pilosos que el especialista extrae del cuero cabelludo, generalmente, de la parte posterior de la cabeza. Este método de intervención destaca por utilizar la tecnología más avanzada disponible en la actualidad.

Las personas que optan por esta técnica suelen sufrir de alopecia androgénica, pero al someterse a la cirugía capilar, consiguen un cabello con aspecto natural y abundante en una sola sesión.

Cabe resaltar, que la aplicación o no de la técnica DHI, debe ser recomendada por un especialista del área, ya que no en todos los casos con pérdida de cabello puede dar resultados 100% efectivos. 

Trasplante de cabello de Zafiro

Si de técnicas innovadoras en el tratamiento de la pérdida del cabello hablamos, debemos destacar el trasplante de cabello zafiro, el cual combina métodos distintos como el FUE clásico y FUE Zafiro. 

De esta manera, se convierte en uno de los procedimientos favoritos de miles de clínicas alrededor del mundo, no solo por su eficacia, sino también por tratarse de un método poco invasivo.

En este sentido, los pacientes que se someten a esta intervención disfrutan de un procedimiento que produce muy poco sangrado, a la vez que se minimiza el riesgo de infecciones, debido a la utilización de innovadoras hojas de zafiro.

Deja un comentario