La innovación siempre aporta cosas buenas que se viralizan enseguida, como puede ser hoy en día el uso de vehículos que funcionan con energía eléctrica y son tan eficientes como los de combustible. Poco a poco es común ver en las capitales del mundo a personas con traje y maletín desplazarse a la oficina sobre un patinete electrónico, o a familias parando en una estación de recarga eléctrica para conectar su coche ecológico. Si quieres ahorrar en transporte y cuidar el medio ambiente,  este artículo te ayudará.

Trasladarse de un lugar a otro sin dañar el medioambiente

El uso de medios de transporte que funcionan con energía eléctrica es cada vez más frecuente. Muchas personas prefieren dejar su coche estacionado en casa y viajar en medios alternativos, como el taxi (si es compartido mejor), autobús o metro, para evitar gastar en combustible y dañar aún más la capa de ozono.

En las ciudades parece que los años 60 están de vuelta, las personas se trasladan en bicicletas, patinetes y cualquier otro medio que no necesite el uso de combustible. Pero a diferencia de aquella época, en la actualidad estos medios tienen un motor que los hace funcionar sólo con una carga de electricidad.

Para muchas personas, recurrir a estas alternativas para contribuir con el medioambiente no representa un sacrificio sino un estilo de vida. Evitar la producción del tóxico monóxido de carbono es el propósito de casi todos los ciudadanos, ya que son conscientes de que es el principal enemigo del medioambiente y los seres humanos.

Bicicletas y patinetes 

La bicicleta nunca pasa de moda, es el primer juguete que recibimos en la niñez y el que nos brinda las mejores experiencias hasta llegar a la adolescencia. Pero aunque perdemos el interés por ella en cierta etapa de la vida, siempre volvemos a tener una y las eléctricas están de moda.

Lo mismo ocurre con el patinete eléctrico, el cual se está haciendo cada vez más popular en las grandes ciudades. Además de ser un equipo liviano y compacto, nos lleva a cualquier lugar sin aplicar mucho esfuerzo físico, y lo mejor de todo es que funciona con electricidad.

En Madrid existen movimientos de usuarios que los fines de semana recorren la ciudad en compañía de sus amigos para disfrutar del aire fresco. Y para los que pedalean ocasionalmente, estos vehículos están disponibles para el alquiler en casi todas las esquinas de la ciudad.

Coches eléctricos

El vehículo eléctrico es también una buena opción para transportarse de un lugar a otro, sobre todo si nos acompaña la familia, ya que al viajar en grupo a bordo del mismo coche, estamos evitando la circulación de un vehículo más por persona, lo que se traduce en ahorro de energía y espacio.

Estos coches también son conocidos por ser ecológicos, ya que al no trabajar con combustible, producen “0” gases tóxicos, evitando así contaminar el medioambiente, específicamente el aire. Funcionan con energía eléctrica y existen versiones que se alimentan de la luz del sol, a través de paneles.

Debido al elevado coste de producción, estos modelos son producidos en pequeñas cantidades, por lo que son pocas personas las que pueden adquirir uno. Sin embargo existen empresas de transporte que ofrecen entre sus opciones un vehículo eléctrico. 

El metro 

El metro es un medio de transporte masivo el cual funciona con energía eléctrica, por lo que no produce gases tóxicos. Además circula casi en su totalidad bajo la tierra y dependiendo de la amplitud de su red puede cubrir una ciudad completa.

Viajar en metro tiene muchas ventajas, pues evitamos paradas en semáforos, colas ocasionadas por accidentes, ahorramos tiempo y lo más importante, al menos 100 vehículos particulares productores de monóxido de carbono dejan de circular con sus vehículos, mientras que estos conductores viajan a bordo de este medio de transporte, con lo que evitan hacer daño al medioambiente. 

Deja un comentario