Aunque suele vincularse mucho más con los niños, para los adultos disfrazarse puede tener excelentes beneficios, ya que ayuda a salir de la rutina, a despejar nuestra mente de algunas inseguridades, e incluso, a elevar nuestra autoestima. 

Cuando somos pequeños, no hay muchas excusas para que disfrazarse sea una grandiosa idea, no es necesario que sea Halloween o Carnaval, cualquier tarde puede ser ideal para hacerlo. Pero cuando nos vamos haciendo mayores, las inseguridades y algunas vergüenzas comienzan a aparecer producto de la edad, porque entre otras razones, causa un poco de miedo “hacer el ridículo”. 

Sin embargo, debes saber que no se trata solo de una cuestión de niños, ya que este juego de interpretar otros roles o personajes, puede tener muchos beneficios para los mayores. Así que contar con disfraces originales puede ser una gran idea para motivar nuestra creatividad, socializar de otra manera, y además, es un canal para estar de buen humor. Vamos a detallar a continuación un poco más estos conceptos. 

Disfrazarse nos ayuda a aumentar nuestra creatividad

Cuando es ocasión de disfrazarse, lo primero en lo que pensamos es en cómo vamos a organizar el disfraz. Esto sugiere un ejercicio creativo que suele ser refrescante para variar nuestra rutina cotidiana, nos ayuda a despertar ese niño que todos llevamos dentro. 

Cambio de roles

El objetivo de disfrazarse también involucra probar ser otra persona y salir de la rutina, por lo menos por una noche. Según algunos expertos en psicología, al interpretar un papel podemos exteriorizar de otra forma nuestras emociones y sentimientos, y conectar con los mismos de una manera más profunda. 

Sirve para seducir

Es una de las principales diferencias entre la elección de un disfraz para adulto y otro para niños. Para los más grandes puede ser la excusa perfecta para sentirse un poco más sexi de la cuenta. Las máscaras en particular siempre han sido un elemento esencial que se utiliza para la seducción, por lo tanto, un disfraz puede ser esa arma que estás buscando para atrapar la mirada de esa persona sobre la que quieres llamar la atención. 

Un tiempo para ti

Idear un disfraz y buscar tiempo para comprar o crear uno, nos obliga a buscar tiempo para nosotros mismos y fijarnos con detalle en nuestra propia imagen. Quienes son padres o tienen muchas ocupaciones en su vida, se mantienen volcados en un montón de tareas y responsabilidades, y el hecho de buscar un disfraz y prepararse para una ocasión especial puede ayudar a concentrarse en la imagen propia y centrarse un tiempo en uno mismo, al menos por un buen rato. 

Socializar de una forma diferente

Los disfraces siempre están vinculados a una celebración u ocasión especial, una fiesta o salida en grupo; e incluso es posible conocer gente nueva y hacer amigos. Al escoger una ropa o atuendo distinto al habitual, puedes interpretar otros papeles o crear algunas barreras (con una máscara o maquillaje) para que salgan a relucir otras características de tu personalidad y entablar conversaciones con diferentes personas, de una manera más divertida y natural. 

Se aprenden cosas nuevas

Disfrazarse implica, en cierto modo, un aprendizaje. Sobre todo cuando elegimos algún personaje de ciencia ficción o de la historia, porque lo más probable es que queramos conocer sus orígenes y trascendencia, saber un poco sobre la época o el entorno en el que se desenvolvió, entre otros aspectos. 

El buen humor

Es uno de los objetivos esenciales de disfrazarse, reír y divertirse, lo que supone que puede mejorar nuestro estado de ánimo y nos hace estar de buen humor. En tal sentido, y desde el punto de vista de la salud y el bienestar integral, estar con buen estado de ánimo y buen humor, genera endorfinas, reduce dolores y nos ayuda a visualizar mucho mejor la solución para cualquier tipo de problema que tengamos. 

Mejora nuestra autoestima

Al escoger un disfraz buscamos ciertos resultados, como ser más atractivos y seductores, o terroríficos y cómicos. Cualquiera de las opciones son buenas para explorar algunos aspectos de tu personalidad, y esto, unido al hecho de que llamarás la atención por tus ocurrencias y originalidad, provocará que te sientas más seguro, confiado y con elevada autoestima. 

Deja un comentario