Al hablar de sexualidad durante el embarazo parece un tema sencillo que discutir, sin embargo, hay que considerar las emociones que involucran a la pareja, ya que tanto en el hombre como en la mujer temen en el acto y deciden desconociendo la realidad no conversarlo con un especialista y dejar de tener una vida sexual activa durante esta etapa.

La sexualidad en pareja en el embarazo, es un tema de adaptación a los cambios físicos y emocionales que enfrenta la futura madre que a la hora del sexo puede ser una fuente de conflicto.

Como llega a sentirse el hombre

sexualidad durante el embarazo
El hombre se debe adaptar a los nuevos cambios de su pareja

Para algunos hombres resulta excitante el sexo en el embarazo, pero en otros, no despierta la más mínima intención de acercarse a su esposa embarazada. Ambos escenarios son posibles y ninguno de los dos son ni buenas ni malas acciones, simplemente hay que esperar que el hombre se adapte al contexto y sienta como necesariamente la sexualidad debe cambiar durante el embarazo.

El hecho de que se excite un hombre más de lo normal ante su esposa embarazada es una cuestión de hombría, ya que pone en evidencia su poder de concebir y lo hace sentir pleno e íntegro. 

Mientras que para los hombres que baja el deseo sexual durante el embarazo de su esposa, se debe a un tema funcional ya que antes de esta etapa veía a su pareja como una mujer sensual y hermosa y ahora no le parece tan divertido el tema de la sexualidad durante el embarazo.

La mujer y la sexualidad en el embarazo

SEXUALIDAD DURANTE EL EMBARAZO
En todo esto también tiene mucho que ver cómo la mujer se percibe ante sus propios cambios físicos y por lo tanto ante su sexualidad.

La realidad es que el embarazo no tiene por qué incapacitar a la mujer, esta es capaz de jugar muchos o tantos roles le permita esta etapa siempre y cuando sea un embarazo controlado y no exista riesgos de trabajar, ejercitarse, ser amante y cariñosa con su pareja, hacer oficios y sobre todo ser una mujer sexualmente activa capaz de adaptarse a los cambios de esta etapa.

En esta etapa la mujer puede llegar a sentirse más conectada sexualmente con su pareja hasta desinhibirse porque está más segura de la situación ya que no le preocupa quedar embarazada. La sexualidad durante el embarazo no es para la mujer problema si se encuentra sana solo porque su cuerpo se ve más curveado.

En el primer trimestre, es probable que el deseo sexual disminuya si la mujer embarazada está pasando por un embarazo con náuseas y vómitos que hasta la hagan sentir más débil porque este comiendo menos.

Qué se puede hacer

Simplemente conversar en pareja de todo lo que están experimentando, cuales son los deseos y las necesidades de ambos. Además que deben considerar ampliar sus técnicas y posturas sexuales, sobre todo en el último trimestre que es cuando resulta más incómodo el sexo y no ocultar si la penetración resulta dolorosa y menos placentera, esto con el fin de conseguir satisfacción sexual en la pareja.

Aun cuando se está muy ocupados con la casa, consultas, cuidados, trabajos y preparativos para el nacimiento del bebé ambos tienen que hacer tiempo para hacer el amor, esto los calmará a ambos y de seguro lo disfrutarán.

Si el médico les ha dado luz verde para la sexualidad durante el embarazo, consideren la intimidad hasta el último momento del parto, es una buena idea para hacer que el trabajo de parto sea más rápido y menos dramático.

En los últimos trimestres, acuéstense temprano para compartir un rato en la cama y tener tiempo para tocarse o acariciarse para que se despierte el deseo sexual.

Deja un comentario