La pandemia de COVID-19 puede hacer mella en nuestra salud mental. La sobrecarga de información, las pautas para quedarse en casa y las preocupaciones por la seguridad pueden abrumar nuestros pensamientos, lo que conduce a la ansiedad, el estrés y la depresión.

Mientras atravesamos estos tiempos difíciles, es importante conocer las estrategias de afrontamiento que ayudan a reducir el estrés y a promover el bienestar mental. Aquí hay cinco formas prácticas para ayudarle a desestresarse y hacerse cargo de su salud mental.

1. Dar prioridad al ejercicio

No es un secreto que el ejercicio regular aumenta su salud física en general, pero ¿sabía que también puede ayudarle a desestresarse y potenciar su salud mental? Prácticamente cualquier forma de ejercicio, desde hacer bombear la sangre mediante un ejercicio aeróbico hasta el suave yoga matutino, puede reducir sus niveles de estrés. He aquí cómo funciona el ejercicio para reducir el estrés:

  • El ejercicio libera endorfinas. Las endorfinas son neurotransmisores que, cuando se liberan, ayudan a disminuir la sensación de dolor y a aumentar la sensación de euforia.
  • La actividad física tiene cualidades meditativas. Tanto si realiza una intensa sesión de cardio como si practica Pilates en casa, la actividad física puede ayudarle a distraer su mente de los factores de estrés para que pueda centrarse en otras cosas.
  • El ejercicio ayuda a reducir las hormonas del estrés, como el cortisol. Aunque el cortisol desempeña un papel crucial en el funcionamiento de nuestro cuerpo, los niveles elevados de esta hormona pueden provocar estrés, presión arterial alta y problemas cognitivos.

Si hacer ejercicio desde casa te parece un reto, hemos cubierto algunas formas de mantenerte activo en casa durante el Coronavirus. Recuerda consultar a tu médico de cabecera antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

2. Tómate un descanso de las noticias y las redes sociales

La mayoría de nosotros queremos estar al día de todas las novedades del COVID-19. Sin embargo, la sobreexposición a noticias negativas puede hacer que nuestros niveles de estrés se disparen. Recuerda también que no todo lo que se dice sobre COVID-19 es necesariamente cierto. Si al hojear las noticias te sientes especialmente triste, no eres el único. De hecho, algunos informes sugieren que siete de cada diez adultos estadounidenses piensan que es necesario tomarse un descanso de las noticias para mejorar el bienestar mental.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también recomiendan tomar descansos frecuentes de las redes sociales y los medios de comunicación cuando te sientas abrumado. Apague su teléfono o programe tiempos de apagado de los medios a lo largo del día para darse un respiro.

3. Practicar la atención plena

La atención plena es una técnica para reducir el estrés que te anima a centrarte en tu estado actual, sin juzgarte ni sentirte abrumado. Piensa en la práctica de la atención plena como una autoevaluación de tus estados físicos, mentales y emocionales sin permitir que la autocrítica negativa se cuele. A medida que te haces más consciente de lo que sientes y de cómo reaccionas a los factores de estrés, eres más capaz de controlar tus reacciones al estrés.

4. Conéctese virtualmente con sus seres queridos

Durante estos momentos difíciles, necesitamos el apoyo de nuestros amigos y familiares. De hecho, se ha demostrado que tener una red de apoyo fuerte ayuda a las personas a lidiar con el estrés de manera más efectiva. Sin embargo, con las recomendaciones de quedarse en casa y las pautas de distanciamiento social, ver a nuestros seres queridos puede parecer imposible.

Por eso es importante recordar que el distanciamiento social no significa que haya que dejar de ser social por completo. Puedes seguir conectando con las personas más importantes para ti a través de encuentros virtuales mediante programas de videochat como Google Hangouts, Zoom u otros. Aquí tienes algunas formas de conectar con tus amigos y familiares durante el Coronavirus:

  • Pruebe un videochat en lugar de utilizar el teléfono. Poder verse cara a cara tiene efectos positivos como reforzar el sentido de comunidad y unión.
  • Planifique una noche de cine virtual. Proponga una película divertida para que todos la vean. Elige una fecha y una hora y vedla juntos. Incluso puedes chatear en directo durante la película o planificar un videochat para comentarla después. Esta actividad no sólo te ayudará a distraerte del estrés, sino que os dará a ti y a tus seres queridos algo de lo que hablar y con lo que comprometeros.
  • Organiza una hora feliz online. Puedes idear un nuevo cóctel o mocktail para que todos lo preparen en casa. Invita a tu grupo a chatear por vídeo y a hablar de su día.

5. Tómese en serio su salud y programe una cita con Telesalud

El estrés puede manifestarse a través de síntomas físicos y mentales, desde dolores y molestias, hasta problemas digestivos o cognitivos. Si el estrés interrumpe su vida diaria, es importante que hable con su médico.

Aunque no siempre es posible ir al médico, las visitas virtuales son cada vez más accesibles. Las citas de telesalud se pueden hacer desde su tableta o teléfono inteligente, lo que le permite hablar con su médico en tiempo real sobre sus preocupaciones de salud desde la comodidad de su hogar.

Deja un comentario