Se trata del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios que, desde hace tiempo, ha traído problemas entre los clientes y las entidades financieras, debido a que la justicia ha establecido que han sido de “dudosa” aplicación.

El IRPH es un indicador que estableció hace años el Banco de España para poder calcular el tipo de interés que debía aplicarse a los préstamos hipotecarios denominados como variables y que ofrecen directamente las entidades bancarias.

Si bien es cierto que este índice se lleva aplicando desde hace tiempo, el principal problema con el mismo radica en que, en la actualidad, muchos bancos siguen utilizándolo, en vez del Euríbor, que es el más habitual desde que así lo estableciera la Unión Europea y denominara al IRPH como anticuado, obsoleto y por tanto, que no debía utilizarse. 

La problemática sucede cuando, en un momento determinado, el IRPH comienza a aumentar su valor muy por encima del que tenía el Euribor, una tendencia que sigue vigente en la actualidad. Este crecimiento ha desembocado en que, un gran número de usuarios que contaban con un préstamo financiero, hayan tenido que pagar una mayor cantidad de dinero al mes, a causa de su hipoteca.

Esta situación ha generado una gran controversia, teniendo en cuenta que, hoy en día, en España alrededor del 10% de las hipotecas siguen contando con el IRPH añadido. Tanto es así, que los expertos calculan que casi 17.000 millones de euros que manejan los bancos, corresponden a hipotecas a las que se las ha aplicado este índice, lo que supondría que estas entidades deberían devolver más o menos el doble de esa cantidad. ¿Es así como se ha decretado?

La respuesta de los tribunales ante el IRPH

Desde que se declarara obsoleto al IRPH, muchos usuarios han puesto su situación en manos de la justicia para reclamar a su entidad bancaria el dinero que le corresponde por haber pagado de más, en estos últimos años. Si bien es cierto ha habido un gran número de sentencias en torno a este tema, hace apenas unos días el Tribunal Supremo daba una respuesta que ha sorprendido a todas las partes.

Según la máxima entidad, en su último pleno, ha establecido que el IRPH no es un índice transparente, por lo que su aplicación en muchos casos ha sido “dudosa”, no obstante, también ha recalcado que dicha aplicación tampoco debe considerarse abusiva, una decisión que puede afectar negativamente a los usuarios que aún se encuentran con una hipoteca marcada por este índice.

Esta causa termina por llegar hasta el Supremo, ya que un gran número de familias se dio cuenta, hace años, que con el IRPH estaban pagando hasta 400 euros de más por sus hipotecas, una cifra, cuanto menos, desorbitada. Tras pasar por el Tribunal de Justicia Europeo, finalmente la causa volvió al Supremo, que ha sido tajante en su respuesta ante estos casos.

La gran pregunta que se hace todo el mundo ahora mismo es si los bancos tendrán la obligación de devolver el dinero. En principio, no tiene por qué ser así, puesto que el Supremo ha explicado que este índice no ha sido “abusivo” sin embargo, también ha añadido que cada caso deberá estudiarse con detenimiento, por lo que los usuarios no lo tienen todo perdido y podrán acogerse a este “clavo ardiendo” en el peor de los casos.

A todo ello, hay que sumar lo que dictó hace unos meses la justicia europea, ya que el Alto Tribunal dejó libertad a los mandatarios de cada país para establecer, según cada caso, si las cláusulas finalmente habían sido más altas de lo necesario. 

¿Qué hacer si se está en esta situación?

Aunque el Supremo no haya fallado a favor de los usuarios al 100%, no está todo perdido. Es por este motivo por el que, en el caso de encontrarse en esta situación, la mejor opción es ponerse en manos de buenos abogados que sean expertos en este tema. En Reclama y Recupera Abogados ofrecen todo tipo de servicios para asumir estos casos y poder alcanzar el mayor de los éxitos.

Se trata de un bufete con más de 25 años de experiencia en el sector, con abogados especialistas para asumir procedimientos judiciales de estas características. Ayudan a los clientes en todo momento, realizando en primera instancia un estudio de viabilidad, para luego, añadir toda la documentación que haga falta y analizar las consecuencias si se da luz verde para continuar con el proceso.Ofrecen una atención personalizada y estudian cada caso con todo lujo de detalles, además de proporcionar sus servicios en todo el ámbito nacional. Aparte de trabajar en casos de IRPH, también son expertos en otras materias como derecho inmobiliario, comunidades de propietarios, despidos, accidentes, incapacidades, tutelas, plusvalías y otro tipo de cláusulas.

Deja un comentario