Una de las principales preocupaciones del ser humano es contar con el agua suficiente para garantizar nuestra supervivencia en el planeta por mucho tiempo. Consumirla y aprovechar de ella todas sus potencialidades es lo que investigadores y especialistas se han puesto como tarea, determinando que el carbón activo es uno de los compuestos más efectivos para tal fin. 

El carbón activo es un compuesto vegetal cuya capacidad radica en lograr absorber sustancias químicas, gases, metales, elementos orgánicos, entre otros. Su uso data de miles de años atrás y su efectividad se debe a su característica porosa. 

El carbón activo para el tratamiento de aguas es de las técnicas más eficaces debido a su acción de desinfección y saneamiento. Se puede usar de diferentes formas (en cápsulas o en polvo).

Su activación se produce a través de diferentes procesos, siendo el térmico y el químico los más utilizados. El primero consiste en provocar una oxidación parcial del compuesto,  para que este logre formar sus poros característicos pero evitando que pierda más carbón del justo y necesario. Este proceso se lleva a cabo exponiendolo a temperaturas que oscilan entre los 600 y los 1.000 grados centígrados. 

Al lograr el efecto de la porosidad en el carbón se maximiza su capacidad de adsorción. Es común el uso del carbón activado en destiladoras para garantizar una buena calidad del agua y más allá, para agregarle más ventajas. 

Cuáles son los principales usos del carbón activado

Gracias a sus excelentes propiedades de adsorción y purificación, este tiene una gran diversidad de usos. Podemos mencionar que es un buen antídoto natural, logra purificar el aire y el agua y es un gran aliviador de gases y de hinchazón estomacal. Pero además, es un desintoxicador digestivo, sirve para el blanqueamiento dental, aclara y limpia la piel y hasta llega a evitar el envejecimiento.  

Qué sustancias logra eliminar el carbón activado del agua

Según lo indica la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU, el carbón activado es la mejor tecnología para ser utilizada en el filtrado del agua, ya que logra eliminar varios productos químicos, como el cloro y sus subproductos. 

En ese sentido, es necesario aclarar que la mayor parte del agua de grifos que se consume tanto en América como en Europa, ha sido sometida a rigurosas pruebas y regulaciones que las certifican como agua potable. No obstante, para garantizar que sea una sustancia más segura se le añade cloro, el cual provoca olores y sabores que no son agradables para el consumo. En estos casos, los filtros de carbón activado son los más efectivos para eliminar tal sustancia y solucionar cualquier tipo de inconveniente con sabores y olores que no queremos tener en el agua. De hecho, los filtros de carbón activo ofrecen una garantía de un 95 por ciento de que el agua suministrada está libre de tal sustancia. 

Por otro lado, el cloro no puede ser confundido con el cloruro, el cual es un mineral que lo componen el sodio y el calcio y como tal, puede aumentar su presencia en el agua que es filtrada con el carbón.  

Subproductos del cloro que también elimina el carbón activo

Existen 32 subproductos del cloro que se encuentran en el agua corriente del grifo y que son eliminados a través del filtrado con carbón activado. Estos son: 

  • Los pesticidas, que son sustancias que se utilizan para el control de plagas y podemos encontrar en las hierbas que terminan en lagos, ríos, océanos y agua subterránea. Las pruebas que se han hecho con carbón han determinado que este puede eliminar los más comunes como el glifosato, el heptacloro y el nitrato. 
  • Los herbicidas que son usados para controlar el crecimiento de plantas indeseables también son eliminados en 12 de sus tipos más comunes, entre ellos la atrazina, el 2D y el 4D. 
  • El sulfonato de perfluorooctano que es comúnmente utilizado en las espumas contra incendios, enchapados y productos antimanchas igualmente es eliminado por esta sustancia, ya que se ha determinado la presencia de estos químicos sintéticos en fuentes de agua potable. 
  • El litio y el fosfato, también se cuentan en la lista de sustancias a ser eliminadas por el carbón activo. 

Deja un comentario