El Plan General de Ordenación Urbana de Valencia establece cómo es el planeamiento de la comarca del término municipal valenciano, donde quedan claros los requisitos para poder construir una vivienda de planta nueva y cómo debe ser la misma. 

Cuando se habla del Plan General de Ordenación Urbana, conocido como PGOU, se está haciendo referencia a la normativa la cual rige la estructura que debe tener un término municipal, en este caso, Valencia. Se trata de un documento en el que se establece la ordenación urbanística de un territorio y donde se regulan todas las actuaciones que se pueden llevar a cabo a tales efectos. Cuenta con numerosos capítulos donde se recogen normativas en cuanto al uso o transformación de terrenos, calificación urbanística o incluso se clasifican los tipos de construcciones permitidas.

En el caso de querer construir una vivienda de planta nueva en esta región, antes de ponerse manos a la obra, es esencial consultar detenidamente las normas urbanísticas en Valencia que se recogen en este PGOU. De esta manera, se garantiza que, en el momento que se ejecute la actuación, se cumplirán con todos los requisitos establecidos y siempre dentro de un marco legal bien definido. Es importante tener en cuenta también que el actual PGOU tiene un periodo de vigencia de ocho años y, pasado este tiempo, habrá que revisarlo por si se añaden modificaciones. 

¿Cómo deben ser las viviendas de nueva planta en Valencia?

Si se quiere construir viviendas de nueva planta en el término municipal valenciano, es esencial leer con todo detalle el PGOU, en concreto, el capítulo II del documento, donde se establecen las normas en cuanto a este tipo de viviendas. 

Requisitos de espacio

Con respecto a las condiciones espaciales, el PGOU establece que todas las viviendas de nueva planta deben contar, al menos, con un dormitorio, un baño y otra habitación para poder realizar otras funciones en la casa. En el caso de construir viviendas de más de tres dormitorios, estas deben contar con dos baños.

Asimismo, dentro de la normativa del espacio, se dice que si la vivienda tiene más de un dormitorio, uno de los baños instalados debe tener acceso directo sin tener que pasar por otras habitaciones de la casa.

La superficie

Dependiendo del número de dormitorios que se establezcan en la vivienda, así la superficie mínima habitable variará. De esta forma, las que tengan una habitación podrán contar, al menos, con 30 metros cuadrados. Las de dos y tres dormitorios, 40 y 55 metros cuadrados respectivamente y las de cuatro habitaciones, 70 metros cuadrados. En el caso de tener un apartamento, este deberá contar como mínimo, con 24 metros cuadrados.

Con respecto a la superficie de cada espacio, se establecen otros mínimos. Así, la cocina contará con al menos, 5 metros cuadrados, mientras que la sala de estar y el comedor, con 14. En el caso de que esta última habitación también sea complementaria a la cocina, entonces la superficie será de 18 metros cuadrados como mínimo.

Será obligatorio en todas las viviendas contar con un dormitorio de 10 metros cuadrados y, en el caso de tener más de uno, si es sencillo deberá tener 6 metros cuadrados y si es doble, 8.

Por su parte, la altura mínima de la vivienda es de 2,50 metros para los espacios y habitaciones, pudiendo rebajarse hasta 2,20 metros en aseos, cocinas y pasillos.

Prestaciones

En cuanto a las prestaciones, el PGOU también establece las condiciones que deben cumplir las viviendas con respecto a los sistemas de iluminación, así como de ventilación y de aislamiento acústico, cuyo espacio se destinará en función del tipo de casa y del edificio en general.

Como es lógico, todas las viviendas de planta nueva contarán con una red de suministro interno de agua fría, agua caliente y electricidad. También estarán dotadas con sistema de desagües, al igual que contarán con un acceso a antena de televisión y teléfono.

Equipamiento

Es obligatorio que los espacios húmedos cuenten con algunos aparatos esenciales. De esta forma, la cocina estará dotada con fregadero, sistema de evacuación y se dejará espacio suficiente para la propia cocina, el frigorífico y el horno. Para los baños, al menos, tendrán un inodoro con agua y sistema de evacuación, así como lavabo, ducha o bañera y bidé.

En el caso de que la vivienda tenga lavadero, hay que dejar un espacio para la lavadora, sumándole además desagüe, sistema de toma de agua y eléctrico.

¿Qué ocurre con los edificios?

La mayoría de estas viviendas de obra nueva forman parte de un complejo residencial o propiedad horizontal. También para las zonas comunes es imprescindible tener en cuenta la normativa establecida en el PGOU, no obstante, a la hora del buen funcionamiento del edificio, es muy importante contar con los servicios de profesionales que sepan gestionar adecuadamente todas las cuestiones. En este sentido, se puede solicitar un presupuesto para la administración de fincas en Valencia y de esta manera, realizar una comparativa para así escoger el mejor profesional en cuanto a su relación calidad-precio. Estos expertos deben conocer a la perfección la normativa vigente y saber algunos de los siguientes requisitos de los edificios.

Zonas comunes

Los edificios deben contar con una puerta de acceso de, al menos, 0,90 metros de ancho y 2,05 de alto. Se recomienda instalar un zaguán espacioso con un diámetro de 1,50 metros y los pasillos, tienen que tener 2,40 metros de altura y 1,20 de ancho, en todas las zonas.

Los nuevos edificios deben contar con ascensor y a la vez, sistema de escaleras que no estén aislados. Además, todas las zonas comunes deberán contar con el espacio mínimo necesario para transitar con silla de ruedas, según la normativa de adaptabilidad vigente.

Los patios o zonas exteriores también serán considerados zonas comunes, al igual que los huecos de servicio. Y con respecto a los aparcamientos, deben regirse por las Ordenanzas Municipales que correspondan.Además de todos estos elementos, todos los edificios deben cumplir con unas normas de seguridad. De esta forma, tendrán estabilidad, debidamente peritada y comprobada; sistemas de seguridad contra robos y caídas, así como fuegos o rayos. También se establecen unas normas básicas en cuanto a iluminación, ventilación y aislamiento acústico. Al igual que deben contar con suministros de agua, electricidad, evacuación de aguas residuales y pluviales y otras instalaciones consideradas necesarias.

Deja un comentario