Facebook permite a las pequeñas empresas entablar relaciones con los clientes, fomentando el respaldo y difundiendo el boca a boca positivo.

A continuación te explicamos cómo sacar el máximo partido a tu página de empresa en Facebook.

  • Averigua si tus clientes están en Facebook y si esperan encontrar tu empresa allí. Si diriges una empresa orientada al consumidor, es posible que tus clientes quieran mantenerse en contacto en Facebook.
  • Considera si otras plataformas de redes sociales tienen mejores resultados. Dependiendo de la demografía de tus clientes, puede que te convenga considerar otras plataformas sociales como Instagram, por ejemplo, si tus clientes son menores de 25 años.
  • Registra tu cuenta gratuita y crea una página de Facebook para tu empresa. Si ya tienes una página personal en Facebook, puede ayudarte a dirigir el tráfico a tu página de empresa.
  • Si no tienes ideas, puedes inspirarte y recibir consejos en la propia página de Facebook para empresas. Tiene estudios de casos útiles y guías paso a paso.
  • Di a la gente que estás en Facebook. Utiliza otras redes sociales, como Twitter, para publicar enlaces a tu página de Facebook, pon los detalles en tu sitio web y en toda tu documentación de marketing, e incluye un enlace debajo de tu firma de correo electrónico.
  • Saca el máximo partido a tu perfil. Incluya imágenes adecuadas, un enlace a su sitio web, una descripción general de su empresa y una descripción de su producto o servicio.
  • Facilite el contacto con su empresa incluyendo información clave como los horarios de apertura, los números de teléfono de contacto y la dirección. 
  • Utiliza en tu perfil y en tus publicaciones las palabras clave que la gente suele buscar en relación con tu producto; así tu página aparecerá de forma más destacada en los resultados de los motores de búsqueda. Una ventaja clave de tener una página de Facebook para tu negocio es que los clientes podrán encontrarte más fácilmente desde sus dispositivos móviles.
  • Publica contenidos que la gente suele disfrutar en Facebook. Las imágenes, en particular, tienden a atraer la mayor cantidad de likes, shares y comentarios. Según Facebook, las imágenes representan el 75% del contenido publicado por las marcas.
  • Comparte diferentes tipos de contenido. Puedes publicar texto, fotos, vídeos en directo, eventos, trabajos y mucho más.
  • El contenido que publiques debe mostrar el lado humano de tu empresa, pero asegúrate de que está en consonancia con los valores de tu marca y no daña tu reputación. Crea una política de redes sociales para que tus empleados no se salgan del mensaje con sus comentarios.
  • Considera la posibilidad de anunciarte en Facebook si quieres llegar a grupos específicos. Facebook te permite orientar los anuncios en función de todo, desde la ubicación y los datos demográficos hasta el comportamiento y los intereses.
  • Relaciónate con tus seguidores. A los usuarios de Facebook les encanta hablar con personas reales y compartir sus noticias y opiniones. Responde a las consultas y a los comentarios, incluidas las quejas. También puedes fomentar el debate y los comentarios mediante publicaciones que incluyan una encuesta: el contenido positivo generado por los usuarios supone un respaldo muy poderoso para tu empresa.
  • Dirige a los usuarios a tu propio sitio web o blog desde tu página de Facebook. Configura el feed RSS de tu blog para publicar automáticamente fragmentos en tu página de Facebook y animar a tus seguidores a visitar tu sitio web.
  • Intenta recompensar a tus seguidores de Facebook organizando concursos o proporcionando ofertas exclusivas. Muchas personas utilizan Facebook para encontrar ofertas especiales que no están disponibles en otros sitios.

Deja un comentario