En muchas situaciones, especialmente en el ámbito de las pymes, tener uno o más vehículos es algo indispensable para el desenvolvimiento normal de las operaciones diarias. Y dados los precios de los coches kilómetro cero, es cada vez más frecuente que emprendedores y pymes analicen otras opciones que el mercado ofrece. 

El alquiler y la compra por subastas online son una realidad que trae, tanto múltiples ofertas como ventajas. Todo dependerá de lo que requiera cada cliente. De lo que no cabe la menor duda es que cada vez más opciones se hacen presentes en el comercio electrónico con el fin de satisfacer las necesidades del consumidor.    

Ventas de coches en línea: el verdadero mundillo de ofertas

El objetivo es adquirir un coche a un precio asequible, y para eso el mercado de vehículos de ocasión cuenta con múltiples ofertas. Son muchos los sitios dedicados a la subastas para coches de segunda mano con calidad exclusiva y aliados con los mejores concesionarios. Algunos cuentan con plataforma europea y alta experiencia en este negocio, con el fin de ofrecer a sus clientes un servicio rápido, cómodo y sin inconvenientes.  

La realidad es que comprar coches usados se ha convertido en la solución más directa de muchos clientes gracias a su practicidad, rapidez, y a su vez, tienen disponibles una gama de opciones totalmente atractivas. Por tal motivo, es válido resaltar algunas ventajas de adquirir coches a través de subastas:

  • Representa un importante ahorro de dinero.
  • Con esta modalidad se logra evitar parte del papeleo y trámites, dado que se trata de una transacción exitosa y rápida.
  • Trae muchos beneficios para el vendedor al tener la oportunidad de vender de su coche en pocos días.

Una buena investigación garantiza la buena inversión

En este tipo de negociaciones lo más recomendable es realizar una investigación previa antes de finalizar el proceso de compra. Contar con la revisión actualizada, así como inspeccionar el estado de la carrocería, bajos, interior del capó, desgaste del motor y, sobre todo, su procedencia, es esencial para garantizar la buena inversión.   

En este proceso, los detalles hacen la gran diferencia. El importe del impuesto de circulación, la revisión de facturas, el consumo de combustible y la póliza de seguro, resultan factores claves a la hora de calcular el gasto total.

El comportamiento y mantenimiento del coche, sobre todo en carretera, también es muy importante. Comprobar la potencia, vibración del motor y su proceso de arranque aporta mayor seguridad al futuro dueño del vehículo.

Alquiler de coches: una alternativa no siempre beneficiosa para la empresa

No hay duda de que la tendencia de alquiler de coches también ha tenido gran aceptación en el mercado automotriz. 

La oportunidad de alquilar este servicio exclusivamente cuando se necesite es uno de sus mayores atributos. Esto se traduce en una ventaja cuando se trata de necesidades puntuales y esporádicas, por ejemplo, para traslado de personal durante dos o tres días que puede durar determinado evento anual, o una furgoneta para transporte de materiales y herramientas para un trabajo específico. En casos así tal vez no se justifique la alta inversión en un vehículo que estará guardado la mayor parte del tiempo.

Las ventajas de alquilar un vehículo son:

  • Se puede elegir específicamente el tipo de vehículo que se necesita.
  • Ahorro en revisiones y mantenimiento de coches.
  • Se puede cambiar de coche cada vez que el cliente quiera.

Y la principal desventaja es, naturalmente, el alto coste mensual que puede representar para una pequeña empresa, que en muchos casos supera ampliamente la cuota mensual de un crédito automotor que muchos bancos ofrecen a las pymes justamente para adquisición de vehículos de trabajo.

Soluciones directas para el consumidor online

En suma, el consumidor busca en Internet alternativas directas que logren satisfacer sus necesidades a corto y mediano plazo, más si se trata de movilizarse de manera práctica con un vehículo seguro.

Todo dependerá de las necesidades del cliente, quien finalmente decidirá, a partir de evaluar costes y beneficios, si prefiere comprar un coche por subasta o, por el contrario, elegir la opción de alquilar uno. 

Deja un comentario