Existe una falsa creencia sobre que los productos o alimentos que son sometidos a procesos de congelación pierden sus propiedades y nutrientes, pero la verdad, y esto ha sido demostrado científicamente, es que los alimentos congelados son tan seguros y nutritivos como los recién sacados del huerto. Y prueba de ello son los que ofrece Manumar, empresa de productos congelados de Valencia, cuya calidad es insuperable.     

No tener una alimentación  adecuada es el peor atentado que se le puede hacer a la salud. Una dieta equilibrada, con todos los nutrientes, contribuye al desarrollo y normal crecimiento de niños y adolescentes, y al funcionamiento óptimo de todos los órganos del cuerpo a cualquier edad.

Lo ideal es ingerir alimentos frescos, del día, sin embargo, por el ritmo cotidiano es difícil, por no decir imposible, consumirlos constantemente ya que la mayoría de las personas no tienen tiempo para ir a diario al supermercado. Una solución es recurrir a los alimentos congelados, pero no cualquiera, hay que saber escoger.

Congelar los alimentos es la mejor forma que existe para preservar los nutrientes, detener el proceso de degradación natural y evitar el crecimiento y expansión de las bacterias. 

Y es que de acuerdo a diversos estudios realizados, el método de congelación de los alimentos puede ser muy beneficioso a la hora de disponer de productos de alta calidad nutricional sin que pierdan sus propiedades, especialmente en frutas, verduras, pescados y carnes.

Proveedores de productos congelados en Valencia 

En España las ventas de alimentos congelados se han disparado en los últimos años por las múltiples ventajas que ofrecen este tipo de productos, sobre todo los de marcas que se han convertido referencia por la alta calidad de sus productos. 

Un ejemplo a resaltar es el de una empresa de productos congelados en Valencia, Manumar, la que realiza una rigurosa selección de sus productos, para ello cuentan con la mejor tecnología para la congelación y procesamiento de alimentos precocinados como pescados, verduras, guarniciones, mariscos, carnes y fiambres, salsas, especias, panes y postres entre otros,  con una insuperable calidad.

Este tipo de empresa, además de procesar productos congelados, son  proveedoras y distribuidoras de los productos que congelan, principalmente al sector de hostelería y restaurantes. Cuentan con un completo catálogo de especialidades, desde las más tradicionales hasta las nuevas tendencias culinarias, tanto para productos al natural como elaborados, congelados y refrigerados.

Además, trabajan con un amplio abanico de marcas, todas bajo el más estricto control de calidad, las cuales se pueden apreciar fácilmente en la web. Las tecnologías con las que trabajan en la mayoría de estas empresas permiten garantizar una seguridad máxima en el consumo de los productos congelados, principalmente en el caso de pescados, siendo éste un producto muy delicado. 

Más sano de lo que se piensa

Contrario a la creencia generalizada, muchos de los productos congelados que salen de estas empresas y que se consiguen fácilmente en cualquier supermercado son tan nutritivos como los alimentos frescos. Especialistas en nutrición afirman que la única diferencia que existe entre los productos congelados y frescos, es que estos últimos son sometidos a una disminución de temperatura para congelar su componente principal que es el agua, y así asegurar su calidad microbiológica.

De  igual forma, señalan que los productos congelados por lo general pueden contener más vitaminas y minerales que las verduras frescas refrigeradas, además de que la degradación de los alimentos congelados es más lenta, por lo que son más propensos a estar libres de bacterias y microorganismos, es decir, son más higiénicos y seguros para consumir.

Los productos congelados se conservan por más tiempo en el refrigerador, se pueden almacenar, incluso, para ser consumidos fuera de temporada, lo que implica un ahorro de tiempo y esfuerzo. Son fáciles de preparar, ya que vienen precocinados y no requieren ser lavados ni limpiados.  

Deja un comentario