Las piscinas necesitan algunos accesorios o herramientas básicas que harán que el trabajo sea menor y más fácil para nosotros. De tal forma que el tiempo que tengamos en funcionamiento la piscina siempre tengamos el agua limpia y con buena calidad. Al final, esto también se refiere en un mejor rendimiento, así como evitar enfermedades para nosotros y la familia.

¿Conoces las depuradoras de arena para piscina?

En cuanto a depuradoras se refiere hay diferentes tipos, por eso es ideal que conozcamos sus diferencias, a fin de escoger la mejor para nosotros y para el correcto mantenimiento del agua. 

Básicamente, tenemos las clásicas depuradoras con filtro de cartucho de papel, que funciona con cartuchos de papel reemplazables. Son sencillas en todos los sentidos. Y luego están las depuradoras con filtro de arena, con un mejor rendimiento. Si queréis más información sobre depuradoras y sus tipos, aquí tenéis más info

Las primeras, son fáciles de instalar, limpiar y mantener en general; sólo será necesario extraer el cartucho y enjuagarlo con agua para que vuelva a funcionar. Ahora bien, lo recomendado es que en dos semanas máximo, lo sustituyamos por uno nuevo. Este tipo de depuradoras está bien para piscinas pequeñas o a las que se les da poco uso realmente. 

En cambio, una depuradora con filtro de arena es más completa, y hacen una labor única en la limpieza de las piscinas desmontables, que como sabemos, a veces sólo un limpiafondos no es suficiente para dejar el agua como nueva. 

Es cierto que todas funcionan igual; una bomba de succión que lleva el agua hacia el filtro donde se limpia. En este caso, es gracias a la arena que aquí se almacena, y así vuelve el agua limpia a la piscina. 

Depuradoras de arena en función de las necesidades

La depuradora de arena es la mejor opción sin lugar a dudas para nuestra piscina desmontable, pues aportan unos mejores resultados, además de tener más variedad de modelos donde elegir. Lo que deberemos saber también es que su mantenimiento es muy sencillo y más económico que el resto, pues simplemente habrá que cambiar la arena del filtro cada año o cada dos años. 

Llegados a este punto, debemos también añadir que la depuradora de arena a diferencia del otro modelo, aquí podemos utilizarla tanto para piscinas grandes como pequeñas, lo cual hace que sea aún mejor. 

Y es que es posible que al principio tengamos una pequeña piscina porque nuestros hijos sean pequeños, pero conforme vayan creciendo van a necesitar una instalación mayor, de esta manera no tendremos que hacer otro gasto en la depuradora; nos servirá la de arena. 

Ahora bien, hay diferentes modelos entre los que poder elegir, por eso deberemos valorar si queremos el modelo más vendido, el económico o el que es más recomendable, tanto por su precio como por sus prestaciones. 

  • En primer lugar, queremos citar la depuradora Intex 28652 que destaca por su capacidad de filtrado de 12.000 litros/hora. Aunque tiene 0.95 caballos, aporta unos resultados óptimos en todo tipo de piscinas, sobre todo en las grandes. Lo más relevante es que tiene una novedosa tecnología para aumentar la pureza del agua filtrada.
  • La Bestway 8321590 permite depurar 2.006 litros/hora, lo que es ideal para aquellas personas que tienen piscinas pequeñas, no quieren gastar mucho dinero y buscan la máxima eficiencia. Consume poca energía y tiene 85W de potencia. Tiene asimismo un filtro anticorrosión para que esté muchos años a nuestro lado. Es robusta y sencilla. Ccumplirá sobradamente. 
  • De la misma casa Bestway, el modelo 58400 es un modelo superior, pero con una bomba de 180W y mueve hasta 3785 litros por hora, por lo que se recomienda para piscinas de un tamaño mayor, aunque hasta aquí las novedades. Es decir, sólo han mejorado su potencia y capacidad, pero el resto de prestaciones es igual, aunque también aumenta la velocidad a la que filtra el agua. 

Deja un comentario