¿Buscando ideas para la decoración de la guardería? Es el único espacio de la casa donde puedes soltarte y disfrutar de tu sentido de la diversión cuando eliges una decoración. El cuarto de los niños no es sólo un lugar para dormir, sino también un espacio de juego que despierta la imaginación de los niños.

Tanto si le quedan meses como semanas hasta que su nuevo bulto de alegría llegue a casa por primera vez, estará ansioso por tener la habitación del bebé lista a tiempo para su llegada.

Desde papel pintado de colores brillantes hasta paletas de colores sin género e ideas para muebles de cuarto de niños, hay muchos consejos de decoración para cada presupuesto. Y cuando tu pequeño crezca un poco más, tenemos mucha inspiración para transformar la habitación del bebé con nuestra galería de ideas para la decoración de la guardería.

1. Añade una barra de clavijas para organizar la ropa

Cualquier mamá nueva te dirá que preparar a tu pequeño para un día de fiesta puede ser una pesadilla. Te las arreglaste para meterlos en su camiseta limpia más cercana, sólo para descubrir que es una camiseta de PJ. Instala una barra de clavijas en la pared de la guardería a tu altura, lejos de los dedos meñiques, donde puedas coordinar sus trajes de antemano y tenerlos a mano cuando sea el momento de prepararse.

2. Incluye una silla cómoda y una manta

Es probable que en el primer año de su hijo pase tanto tiempo como ellos durmiendo en su guardería. Una silla cómoda es imprescindible para sentarse mientras le lee a su hijo un cuento para dormir, o para hacerlos rebotar cuando lloran durante la noche. Elija un sillón grande y cómodo en el que le gustaría dormir y amamantar, confíe en nosotros no se arrepentirá de esta adición a la guardería.

3. Crea una colorida pared de características

Es tentador querer crear un paraíso de alfombras de crema y piel de oveja cuando tienes un pequeño en camino. Sin embargo, no rehúya los colores brillantes que su bebé también será dibujado. Estimula los sentidos de tu bebé con paredes pintadas de colores primarios: rojo, amarillo y azul. Cree una pared con un papel pintado de colores brillantes como el de este animal, que puede servir de ayuda para el aprendizaje.

4. Incorpore mucho espacio de almacenamiento

Los bebés suelen venir con muchas cosas, desde pañales hasta toallitas para bebés. Mantén todo en su lugar designado con un montón de cosas almacenadas en tu nueva guardería. Los cajones son perfectos para almacenar su suministro de pañales y algodón. Sin embargo, tenga cuidado de no usar los cajones en cualquier lugar en el que se puedan quedar atrapados los dedos pequeños, en su lugar considere una caja de tela encajada en un estante.

5. Piense en el tacto y las texturas

Desde el dosel de la cama colgante de mostaza sedosa hasta la unidad de almacenamiento de juguetes con efecto de saco de patatas y el corredor estilo marinero, jugar con la textura en esta habitación realmente ayuda a levantar este espacio. Un colgante de pared con borlas y una pantalla de lámpara estilo ratán añaden al efecto.

Deja un comentario