La papaya es sin duda el hijo mediano de la familia de la fruta. No sólo es suave en su forma y sabor, sino que esta fruta es frecuentemente eclipsada por sus compañeros tropicales (piensen en la guayaba, el mango, el coco, la piña).

Pero vale la pena echar un segundo vistazo a la papaya fresca, ya que al añadirla a su dieta, su cuerpo se impregnará de pies a cabeza de sus ricos nutrientes y antioxidantes. Aquí, los detalles de los beneficios para la salud de la papaya, su contenido nutricional y cómo utilizar mejor esta fruta tropical.

¿Qué es la papaya?

La papaya, o papaw paw paw, es un árbol alto de hoja perenne que proviene del sur de México y de partes de América Central y del Sur. El árbol produce una gran fruta de forma ovalada con el mismo nombre, con una cáscara verde amarilla, una pulpa de color naranja y semillas negras del tamaño de una perla.

Hoy en día, el fruto de la papaya se cultiva ampliamente en las regiones tropicales de todo el mundo. Hawai, India, Australia y partes de África tropical son sólo algunos de los productores comerciales que han tenido éxito en la cosecha de papaya debido a las frágiles condiciones climáticas necesarias para su crecimiento. Las temperaturas más bajas amenazan la supervivencia del árbol y pueden alterar el sabor semidulce de la fruta que produce.

Beneficios para la salud de la papaya

Apoya la salud del corazón y la presión arterial

Las papayas son ricas en antioxidantes, como el licopeno (un tipo de nutriente vegetal), y en vitaminas A y C, que tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. También tienen el 11 por ciento de la Ingesta Diaria Recomendada (IDR) para el potasio, y el potasio está asociado con la regulación de la presión arterial.

Reduce el riesgo de cáncer

Como ya se ha mencionado, se sabe que las propiedades antiinflamatorias de la papaya ayudan a reducir el riesgo de cáncer. El consumo de betacaroteno, un antioxidante que se encuentra en las papayas, también puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer, ya que ayuda a combatir los radicales libres en el cuerpo.

Mejora la digestión

Los expertos en nutrición recomiendan la papaya por problemas digestivos y por múltiples razones, son ricas en una enzima llamada papaína, la cual, cuando se usa tópicamente, puede hacer maravillas curando heridas.

El alto contenido de agua de la papaya y la enzima papaína (que descompone las proteínas del tracto gastrointestinal) funcionan para aliviar la hinchazón y fomentar la actividad intestinal regular. También son una buena fuente de fibra, que puede ayudar a aliviar el estreñimiento.

Regula la glucosa en sangre y la diabetes

La ingesta de fibra es un ingrediente clave para la pérdida de peso y los clientes diabéticos porque mejora la respuesta del cuerpo a la insulina y además aumenta la sensación de saciedad durante un período de tiempo prolongado.

Tiene alrededor de 2,5 gramos de fibra por 1 taza, lo que significa que el cuerpo siente y reacciona a un aumento de la insulina y reduce el nivel de glucosa en la sangre y el nivel promedio de azúcar en la sangre del cuerpo durante varios meses. Un nivel de azúcar en sangre más controlado y más bajo puede ayudar a evitar problemas de salud, como las enfermedades cardíacas y la diabetes.

Fortalece la visión

Los alimentos ricos en antioxidantes y antiinflamatorios pueden tener la capacidad de reducir el riesgo de enfermedades oculares relacionadas con la edad. ¿Y adivina qué tienen ambas cosas, especialmente vitamina C y betacaroteno, que son particularmente útiles para mantener una buena salud ocular.

Deja un comentario